¿Qué he aprendido (I)?

¿Qué he aprendido (I)?

“El trabajo duro vence al talento…cuando el talento no se está esforzando”

Este mes de julio se han cumplido 4 años desde que materialicé una decisión que ha supuesto un cambio significativo en mi vida, y ya no sólo a nivel profesional…

Una decisión que marcó un salto conceptual en mi manera de entender el trabajo: del trabajo por cuenta ajena, con un paradigma de seguridad y con unas reglas de juego prestablecidas por un sistema totalmente ajeno a mi visión personal del mundo laboral, a la construcción de un proyecto personal con sentido para mí, desde cero, sin saber muy bien los pasos que tenía que dar, con muchas dudas, miedos e inseguridades, pero con un ingrediente que ha supuesto “la diferencia que marca la diferencia”, y que me ha permitido, después de estos 4 intensos años, escribir hoy estas líneas: LA PASIÓN

Años en los que ha habido de todo, pero si algo he de resaltar como una constante en todo este tiempo, sin lugar a dudas, tendría un nombre muy claro: APRENDIZAJE, en todas las formas, colores y tamaños…

Y he pensado ¿por qué no hacer una entrada con algunas de las perlitas que me he llevado en todo este tiempo? Algo así como una especie de decálogo, ya que están tan de moda en internet los articulitos del rollo “10 estrategias para saber si te duele el pie izquierdo”…

Pues ale, yo a innovar y a no ser menos, y a lanzar mi propio decálogo particular, y le voy a poner también un nombre muy creativo: “Las 10 cosas que aprendí mientras hacía coaching”. Ahí van:

1.-El mapa no es el territorio:

O dicho en cristiano, la manera en la que veo y doto de significado a las cosas, no es la realidad, sino MI realidad, es decir, una interpretación subjetiva de la misma, basada en MIS experiencias pasadas, educación, valores, etc… Esta frasecita en cuestión es un clásico de los clásicos donde los haya, sobre todo para los peneleros (los que nos hemos formado en PNL: Programación Neuro Lingüística), que la escuchamos desde el primer día de formación. Esto, que suena tan chulo a nivel teórico, en el día a día a mí me sigue costando dios y ayuda asimilar e integrar. Sobre todo cuando el ego (puedes llamarlo orgullo), hace acto de presencia y me machaca insistiendo en querer tener la razón a toda costa, caiga quien caiga…

2.- Para crecer hay que hacerse “culpable”.

Crecer supone pagar ciertos precios, romper o modificar algunos lazos, que pueden generar un desequilibrio en el contexto o contextos en los que interactuamos . No puedes crecer sin que cambie algo, y en ese cambio, se van a producir movimientos que seguramente no gusten o generen incomodidad en las personas que hay cerca de ti, porque les descolocas, ya que están acostumbradas a ver y relacionarse con la versión clásica, tradicional o “inocente” de ti. Es inevitable. Cuestión distinta es identificar de qué manera puedes minimizar esos impactos, pero eliminarlos al 100% es una utopía. Aceptar y sostener esa culpabilidad tiene miga, pero esa es otra historia…

3.-Las cosas importantes no hacen ruido.

Me encanta ésta, que la escuché hace poco tiempo en una conferencia, y dije para mis adentros “me la llevo”. Podría explicarlo brevemente diciendo algo así como que en la sociedad en la que vivimos, donde la imagen y la apariencia se erigen como semi dioses que configuran los códigos relacionales, no caemos en que todo eso genera muchísimo ruido a nuestro alrededor, y tampoco caemos en que las cosas importantes, las nuevas ideas, lo que hace que nos sintamos vivos… no hacen ruido, que vá! Aparecen de repente, de manera sigilosa, esperando ser atendidas desde la discreción más elegante, y claro… si no somos capaces de bajar el volumen a todo ese ruido, y nos obnuvilamos con las luces de neón que inundan los escaparates que nos seducen y nos dejan medio atontados, pues nos las perdemos, porque no esperan, no…

4.- Contrastar con la experiencia.

Yo soy de los que se entusiasma profundizando e investigando. Devoro libros, películas, artículos, revistas, formaciones… relacionados con mi actividad profesional. Soy un enamorado de las teorías, de los conceptos… Pero me he dado cuenta de que la información si no va acompañada de la experiencia es incompleta (suena a eso de “la potencia sin control no es potencia…”). De nada me sirve leer acerca de la escucha, si no me he dado cuenta de cómo se activan en mí los diálogos internos que me hablan de otras cosas, mientras alguien comparte conmingo alguna experincia a través de la conversación. El concepto me ayuda en la labor de etiquetar, de poner nombre, para facilitar el aprendizaje y acceder a la experiencia cuando necesite echar mano de ella, pero no puede suplir lo que yo llamo “el trabajo de campo”, o el tránsito de la experiencia.

5.- Vivir el momento presente.

El Mindfulness (meditación de atención plena), ha sido todo un descubrimiento para mí. Me llevo muchas cosas de esta disciplina, pero la que sobresale del resto, es la que he puesto dando título a este apartado. El darme cuenta de que oscilo continuamente entre la rumiación (dar vueltas mentales a cosas que me han sucedido en el pasado de manera machacona) a la planificación (pensar en lo que tiene que venir, y cómo me gustaría que fuera), sin dejar prácticamente espacio al “aquí y ahora”, me ha ayudado a desconectar (por momentos) del piloto automático en el que suelo estar instalado, y a darme cuenta, de que lo único verdadero, donde realmente puedo actuar, es en el presente: hoy, aquí y ahora… No estoy queriendo decir que tenga que estar siempre en modo presente, no… Se trata de encontrar un equilibrio, puesto que recoger cosas del pasado, y diseñar mi futuro tiene cosas muy positivas…

Bueno, para no hacer interminable el artículo, por hoy lo voy a dejar aquí, y prometo que para la siguiente entrada continuaré con otros 5 aprendizajes.

Pero antes de eso, y como no podía ser de otra manera, me gustaría terminar compartiendo uno de los vídeos que más me han llegado últimamente. Me gusta lo que dice, pero también la manera en que lo dice. Es de un canal de Youtube llamado LuzuVlog… Dedícate 5 minutos para verlo con calma. No te arrepentirás, hazme caso.

Buena caza!

@borjaruizg                                                                                                                                                                                             +BorjaRuizGallego

Si te ha gustado, COMPARTE!

5 comentarios

  • Leandro dice:

    22 julio, 2014 a 2:11 pm

    Me ha encantado, me quedo con la frase “ayer era tarde”.

  • Viviana Barria dice:

    25 julio, 2014 a 6:16 pm

    Felicitaciones!!!! el poder de la palabra…todo lo puede.

    • Borja Ruiz dice:

      29 julio, 2014 a 3:51 pm

      Eso es, Viviana! Gracias por tu aportación. Saludos!

  • mei dice:

    13 agosto, 2014 a 4:17 pm

    Fantàstico, tambien me quedo con la frase… ayer era tarde. Graciasssss

    però… siempre hay peros cuando aunque No te sientes mayor la edad te cierra puertas.

  • Eugenia dice:

    27 agosto, 2014 a 2:53 pm

    Muy inspirador ! Graciassss

Deja una respuesta

Nunca publicaremos ni compartiremos con otros tu e-mail. Los campos requeridos están marcados *