La visualización


Metodología - Visualizacion
La visualización es un tipo de cognición que emplea las partes perceptuales del cerebro que normalmente se utilizan para procesar la información sensorial que proporcionan la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto.  La visualización es cuasi perceptual, esto significa que las percepciones se producen sin que exista un input sensorial del mundo externo. Numerosos estudios científicos han comprobado cómo las partes del cerebro que se activan tanto con la imaginación como con un input real sensorial, no diferencian si el objeto imaginado es real o no. Las neuronas de la corteza occipital (el centro visual del cerebro) disparan y generan un mapa espacial igual al del objeto que imaginamos. La intensidad del disparo de estas neuronas se correlaciona con la viveza de la imagen.

Se ha demostrado que la visualización facilita el proceso imaginado, acorta el tiempo de aprendizaje y optimiza el rendimiento.

La utilización de la visualización responde a los siguientes objetivos:

  • Enfocar hacia nuestro fuero interno, para identificar posibles imágenes perjudiciales por otras más constructivas, ya que lo que creamos mentalmente tiene un impacto directo en el comportamiento.

  • Crear escenarios y experiencias mentales de lo que vamos a vivir antes, ya que la visualización provoca la creación de nuevas rutas neuronales que facilitan la consecución de aquello que hemos representado internamente.

Nuestras imágenes internas tienen una vital importancia, si tenemos en cuenta que antes de realizar cualquier conducta primero hay una creación mental, es decir, todas las cosas se crean 2 veces, primero mentalmente, y luego físicamente.

La visualización, por tanto, ayuda a fomentar nuestra autoconciencia y nos permite examinar nuestras “creaciones mentales”, para poder escribir el guión más adecuado. Si lo puedes ver, lo puedes hacer.

Metodología