El juego


Metodología - El juego

Entendemos el juego como actividad voluntaria, estructurada y limitada que involucra la imaginación, que se desarrolla dentro de un marco de tiempo y espacio limitados, y que se rige por reglas, convenciones o acuerdos entre los jugadores. El juego de adultos no es lo mismo que el de los niños: cuando el adulto juega, involucra su sentido de identidad, y suele emprenderse con una meta específica en mente, mientras que en los niños los propósitos del juego son menos conscientes.

La utilización del juego responde a los siguientes objetivos:

  • La creación de lazos sociales, puesto que aporta sentido de grupo, unión, seguridad y cooperación entre los jugadores, y ello facilita la construcción de un ambiente adecuado para abordar aspectos de trascendencia para cada uno de los que participan.

  • El desarrollo cognitivo, puesto que el juego contribuye al aprendizaje y la comprensión.

  • La expresión de emociones, ya que las representaciones utilizadas en el juego son, de hecho, representaciones del conocimiento afectivo y emocional de quien juega.

El juego facilita que las personas se expresen, que creen y saquen todo lo que tienen en su parte consciente e inconsciente, y en su parte emocional y racional.

Metodología